Easy Responsive Tabs to Accordion
ECONOMÍA

01-06-2018

Sube: el saldo negativo sigue sin aumentar y alcanza sólo para dos viajes


Dos boletos mínimos de colectivo. O dos tarifas plenas del subte. Sólo para eso alcanza el saldo negativo de la tarjeta Sube. A pesar de que el transporte público acumula un aumento de más del 60% en los últimos cinco meses, ese saldo sigue siendo de $ 20.

El saldo negativo se fijó en 2016 y desde entonces se mantiene sin cambios. No pasa lo mismo con las tarifas del transporte. Hace dos años, el boleto estaba $ 6,50, por lo que el saldo servía para hacer tres viajes. Pero desde este viernes, la tarifa mínima del colectivo aumentó a $ 10.

Es decir que, cuando un pasajero se queda sin saldo en su tarjeta y no encuentra dónde recargarla, apenas puede hacer dos viajes. Siempre y cuando sean de menos de 3 kilómetros. Porque si superan esa distancia, el boleto sale de $ 10,50 para arriba y el saldo negativo cubre apenas un viaje.

La situación genera molestia entre los usuarios, que suelen quejarse en las redes sociales.

Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación dijeron que se está analizando elevar el tope del saldo negativo. Pero admitieron que todavía no está definido a partir de cuándo o a cuánto llevarlo.

En tren, en tanto, el saldo negativo de la SUBE cubre dos boletos en las líneas Mitre, Sarmiento o San Martín en los recorridos más cortos que se abonan $ 6.75 si son de hasta 12 kilómetros y $ 8,25 si son de 12 a 24 kilómetros. En 2016, en cambio, con el boleto mínimo a $ 4 podían hacerse cinco viajes. Ahora, esto sólo es posible en las líneas Belgrano Norte, Roca y Belgrano Sur, en las que la tarifa mínima es de $ 3,25, y en el Urquiza, donde es de $ 3,50.
Los casos del subte y el tren son menos problemáticos que el del colectivo. Es que en las estaciones se puede cargar saldo en las boleterías y en las máquinas automáticas.

En los colectivos, en cambio, la situación empeora porque hay paradas en las que no hay cerca un comercio en el cual se puedan hacer recargas. Y la situación es aún más complicada en el GBA, o en horarios nocturnos, ya que al estar los locales cerrados quedarse sin saldo puede ser un inconveniente.

Al mismo tiempo, también es cierto que el sistema de descuentos implementado en febrero reduce los costos del segundo y en tercer viaje. Los pasajeros perciben un 50% de descuento en el segundo boleto y un 75% del tercero en adelante, pudiendo hacer hasta cinco combinaciones en el lapso de dos horas. Este sistema aumenta la cantidad de trayectos que pueden hacerse en caso de tener que apelar al saldo negativo.

Los usuarios pudieron comprobar que la reducción se aplicaba de forma automática.
Enlos últimos cinco meses, el transporte público aumento más del 60% pero el saldo negativo de la SUBE sigue siendo de $ 20.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) funcionan siete líneas de trenes, 336 de colectivos y seis de subte. Además, hay nueve corredores de Metrobus, que operan tanto en la Ciudad como en cuatro distritos del conurbano, y en la segunda mitad del año se sumará un quinto en Morón.

En ese universo, se hacen más de 3,5 millones de combinaciones de medios de transporte por día: 2 millones entre colectivos, 1 millón entre colectivo y tren, 300.000 entre colectivo y subte, y 200.000 entre tren y subte.

Según el Ministerio de Transporte, el 46% de los pasajeros de tren vive en zonas de bajos ingresos, del segundo y tercer cordón del conurbano, especialmente en los partidos de Merlo, Moreno, Almirante Brown y Florencio Varela.

Untitled Document