Easy Responsive Tabs to Accordion
INTERÉS

05-03-2018

Las oportunidades laborales para la mujer se redujeron en el último año


La percepción sobre la posibilidad de ocupar puestos laborales en igualdad de condiciones para la mujer como el acceso a los cargos jerárquicos disminuyó un 1% en el país en el último año, de acuerdo a un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dado a conoce en ocasión del 8M.

El Informe CAME sobre Impacto Económico y Social de la Mujer reveló en base a una encuesta a 2.600 personas que el 74% entiende que en la Argentina no existen las mismas oportunidades laborales para la mujer que para los hombres, mientras que el 78% considera que hay diferencias para acceder a niveles jerárquicos.

En ambos casos, la percepción sobre la situación laboral de las mujeres cayó un 1% respecto a la misma encuesta realizada el año pasado, destacó la entidad al dar a conocer el informe elaborado por la consultora Focus Market.

El trabajo también precisó que para los consultados hay, en promedio, una brecha salarial entre hombres y mujeres del 25% cuando se consideran las remuneraciones percibidas ante un mismo trabajo.

El director de la consultora, Damián Di Pace, resaltó que el 34% de los consultados identificó como la primera medida necesaria para saldar las diferencias de género en el campo laboral, sancionar a las empresas que pagan menos a las mujeres por el mismo trabajo.

Un 22% consideró necesario flexibilizar los horarios de trabajo de hombres y mujeres con carga familiar, un 11% contratar mujeres en profesiones en las que hay pocas, y un 8% garantizar por ley la presencia de ambos sexos en altos cargos públicos.

En tanto, el 78% de los encuestados aseguró que la conformación ideal de su familia es aquella en que los dos miembros de la pareja tienen trabajo remunerado con similar dedicación horaria y en la que ambos se reparten las tareas del hogar y el cuidado de los hijos.

“Lo que vemos es que interanualmente la potencialidad sobre la ocupación de cargos laborales por parte de la mujer cayó y sube la demanda de incrementar la participación femenina en alta dirección empresaria y en los cargos públicos”, explicó Di Pace.

El informe cita estadísticas de la encuesta anual de la consultora Grant Thornton en la Argentina que reveló que la participación de las mujeres en los directorios bajó de 18 % a 15% en el último año.

Además, afirma que se ubica por debajo de la media de América latina donde el 20% de las mujeres accede a cargos directivos, y 10 puntos por debajo de la media global que se encuentra en el orden del 25%.

En el caso en el que las mujeres se destacan por su participación, se trata de ramas más vinculadas a las ciencias sociales como recursos humanos, tareas de administración, educación o salud.

Di Pace afirmó que esta segmentación genera que en la Argentina se pierda una gran potencialidad de capital humano dado que la mujer tiene un grado de participación muy pequeño en el campo laboral de las ciencias duras como las distintas ramas de las ingenierías.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es una situación largamente denunciada por las entidades defensoras de los derechos de la mujer y es un motivo de preocupación creciente en ámbitos económicos y políticos.

En los últimos dos meses, por caso, Finlandia y Perú promulgaron normativas destinadas a equilibrar la situación salarial de hombres y mujeres.

Así, desde este año rige en Perú una ley que prohíbe la discriminación remunerativa entre hombres y mujeres mediante cargos, funciones y salarios que impidan la ejecución del principio de igual remuneración por equidad laboral.

Mientras tanto Finlandia promulgó una ley que obliga a empresas públicas y privadas con más de 25 empleados a reducir las brechas salariales de género cuando se trata de un mismo puesto laboral.

Si se llegan a comprobar que las brechas salariales continúan en estas empresas, éstas quedarán sujetas a multas diarias, según lo que establece la normativa.

La semana pasada el presidente Macri también abordó el tema al afirmar que “no es justo que una mujer no gane menos que un hombre” y agregó: “Tienen mi compromiso para que el salario igualitario que establecen nuestras leyes sea una realidad.

Untitled Document